Pechuga de pollo lumagorri a la naranja sanguina

Llevo comiendo pechugas de pollo a la naranja muchos años, es una de esas recetas deliciosas y fáciles que aprendió mi madre hace ya bastante y dado el éxito que tuvieron entonces entre nosotros, las incorporó asiduamente en los menús que nos preparaba a mi y a mis hermanos. Hará unos días, fuí a comer a casa de la ama, cual fue la sorpresa, que tenía pechugas de pollo al ogange (como decían en el anuncio de las gulas en el que salía Rosa María Sardá).  Sin dudarlo ni un segundo, pensé que la receta iba a caer en el blog y aquí la tenéis aunque un poco diferente, a mi estilo. La receta en si se hace de otra manera, pero yo por variar, le he dado un toque diferente, en vez de enharinar las pechugas fileteadas y freirlas después, he optado por asarlas en entero y hacer la salsa aparte, además de cambiar totalmente el color de esta. Todo esto, acompañado con una variedad de lechugas de bolsa que todos conocemos.

Ingredientes para 2 personas:

  • 2 pechugas de pollo enteras y con piel
  • 3 naranjas sanguinas
  • 1 cebolla morada
  • sal y pimienta
  • 1 cucharadita de harina

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 200ºc.
  2. En una sartén a fuego fuerte, Salpimentamos las pechugas y las doramos empezando siempre por el lado de la piel. Solo hasta que cojan color, que será en muy pocos minutos. Doradas ya, las ponemos en una bandeja para horno con el jugo que han soltado en la sartén y metemos al horno 15 minutos.
  3. Mientras el pollo se termina de hacer, vamos a hacer la salsa. En la misma sartén en la que hemos dorado el pollo, echamos la cebolla bien picadita y pochamos con un chorrito de aceite hasta que se queden blandita. Entonces, agregamos la cucharadita de harina y dejamos cocinarla un minuto. Pasado este tiempo, echamos el zumo de las 3 naranjas y dejamos que dé un pequeño hervor hasta que nos espese un poquito la salsa. Le echamos la sal justo en este momento.
  4. Sacamos las pechugas del horno y las emplatamos con la salsa como base y unas hojas de lechuga para acompañar.

14 pensamientos en “Pechuga de pollo lumagorri a la naranja sanguina

  1. Hoy pensaba lo de la colorterapia, hay alimentos que solo con mirarlos alimentas, las naranjas sanguinas son uno de ellos, es apasionante ir al mercado a comprar y ver tanto colorido. Tanto las fotos como el plato están para chuparse los dedos, bueno las fotos para enmarcar.
    Un besazo

  2. Mike, qué rica receta y la verdad és que sí parece fácil. Lo difícil será encontrar las naranjas sanguinas. Yo todavía no las he visto nunca por el mercado de mi ciudad…

    Las fotos, geniales. Dan ganas de darle un bocado!!

    Besos!!

  3. Qué buena pinta Mikel! ganas tengo de hacerme con unas naranjas sanguinas, tengo varias recetas a la espera y como no incluiré la tuya.
    Las fotos te han quedado espectaculares.
    Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s