Risotto de zizas de primavera

Desde que mi pequeño nació, han llegado a mis manos todo tipo de productos increíbles de temporada, como boletus, guisantes, zizas de primavera, anchoas, etc… la pena es, no tener el tiempo suficiente para dedicar a estos manjares, todo mi tiempo se lo lleva otro ahora mismo, y no me quejo, es más, estoy deseando de estar con él todo el rato. Hace ya una semana, vino mi madre con zizas que le habían regalado, todo un regalazo teniendo en cuenta que están a casi 50 euros el kilo, y me hizo la simple pregunta de si las quería, fue imposible negarme, solo le cogí unas pocas como para hacer un risotto, que fue lo que se me ocurrió en aquel momento.

Ya se que es un producto de lujo y que este plato vendría a costar una pasta, pero siempre se puede sustituir esta seta por cualquier otro hongo, champiñón etc… aunque el sabor de esta sea irreemplazable.

Poco a poco le estoy cogiendo el gustillo a los risottos y me parece otra manera fantástica de comer arroz. En mi único risotto publicado, hablaba sobre productos nacionales, si las recetas son meojores con los ingredientes de su país o se puede mejorar con los nuestros, pues yo, para esta receta, a excepción del arroz, los ingredientes que he usado son de mi pueblo o alrededores, empezando por el txakolí de Getaria, un queso de idiazabal que se hace en un caserio de Askisu, zizas recolectadas en nuestras montañas, caldo hecho con las verduras más frescas de las caseras, vamos todo un lujazo de plato que podía llevar eusko label si nó fuera por el nombre italiano.

Ingredientes para 2 personas:

  • 200 gr de arroz carnaroli
  • un puñado de zizas
  • un vaso de txakoli
  • caldo de verduras
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo picado
  • 100 gr de queso de idiazabal
  • una nuez de mantequilla
  • un chorrito de aceite de oliva
  • sal
  • perejil picado

 

Elaboración:

  1. Picamos finito la cebolla y rehogamos junto con el ajo hasta que la cebolla sea transparente, entonces agregamos las setas y dejamos que se hagan un poco.
  2. Echamos el arroz, removemos este un poco y acto seguido incorporamos el vaso de txakoli, esperamos a que este evapore todo su alcohol. Ahora vamos añadiendo el caldo caliente a cucharones y removemos con una cuchara de palo. A medida que el caldo va evaporandose, le vamos añadiendo más, así hasta que el grano de arroz este hecho. Nunca dejar de remover el arroz.
  3. Corregimos de sal si hiciera falta y agregamos el queso rallado, removemos hasta que este se derrita, espolvoreamos un poquito de perejil y listo.
Anuncios

Risotto de bimi

No hay duda de que en las grandes recetas de arroz que hay en el mundo son muchas y cada preparación de arroz necesita su variedad de grano, o eso es lo que nos dicen. ¿No será que cada país tiene su variedad  y la gente se haya tenido que amoldar a lo que tienen? El resto solo ha sido creatividad, suerte u otros factores. ¿Por que no se puede hacer un buen risotto con un arroz nacional? ¿Intentar aproximarse a la receta original del risotto implica tener un arroz especifico de origen italiano? o siendo nosotros también parte de la dieta mediterránea, tenemos que dejar a un lado nuestro producto y decantarnos por lo que nos ofrecen los países vecinos para así creer que estamos comiendo un mejor arroz. Se puede hacer perfectamente sushi con un arroz de grano medio español, basta con seguir unos pasos y el resultado final es impresionante. Es por eso que pienso ¡que si! esta muy bien preparar platos de otros países, pero si dentro de la receta podemos sustituir algunos ingredientes por los nuestros, le damos un carácter al plato que quizá pueda superar al original.

Bueno, después de explayarme con mis reflexiones, me voy a contradecir en esta receta. ¿por que? pues por  que entre los ingredientes, lo único nacional que tiene es el azafrán ¡espero! y el aceite de oliva virgen extra, que es un aceite de una pequeña planta de producción familiar Extremeña, la cual está situada en Esparragosa de la Serena, Badajoz. Un aceite increíble.

Otro de los ingredientes que no conocía hasta que lo compré, es el Bimi, Es una verdura larga y delgada, comestible desde la punta del tallo hasta las flores. Una  mezcla entre brócoli y col china, pero con un sabor más parecido a los espárragos verdes. En cuanto los compré supe que iban a ser destinados a un risotto ya que era conocedor de una receta en la cual llevaba espárragos. Sustituí uno por otro y aquí tenéis.

Ingredientes para 2 personas:

  • 200 gr de arroz carnaroli o arborio
  • 80 gr de parmesano rallado
  • 1 cebolla
  • 1 vaso de vino blanco
  • 100 gr de vegetales bimi
  • caldo de verduras
  • aceite de oliva virgen
  • sal y pimienta
  • ralladura de limón
  • 6 hebras de azafrán
  • paciencia en el fuego

Elaboración:

  1. Picamos la cebolla en trocitos muy pequeños y ponemos en la sartén a pochar con un chorrito de aceite, pero que no nos coja color. Cuando tengamos el punto, le añadimos el arroz y sofreímos el conjunto 3 minutos. Mientras, en un vaso con un poquito de agua metemos las hebras de azafrán y dejamos que el agua se tiña de amarillo.
  2. Agregamos el vaso de vino y vamos removiendo el arroz hasta que haya absorbido casi todo.
  3. Ahora echamos el bimi troceado, lo salpimentamos y vamos incorporando el caldo caliente poco a poco y removiendo sin parar, cuando se nos vaya secando le vamos agregando un poco más de caldo, en la mitad de este proceso incorporamos el agua con el azafrán, y seguimos con el caldo hasta que el arroz esté hecho. Lo probamos, y corregimos de sal si es necesario. Es importante, no dejar ni que se seque del todo ni que esté hundido de caldo. Se nos quedara con un caldo espeso.
  4. Incorporamos el queso rallado y removemos hasta que se haya fundido.
  5. Para presentarlo, le ponemos unas láminas finas de parmesano y un poco de ralladura de limón.

Arroz con puerro y calabaza

Después de agotar todos los restos de comida navideña toca volver a la carga. Seguro que tod@s estamos igual, algún kilo de más y con unas ganas terribles de que se pasen estos excesos gastronómicos y vuelva todo a la normalidad. Pero ese día todavía no ha llegado, nos quedan los Reyes Magos, y esto no significa mas que, a parte del banquete nos queda el famoso roscón, pufff!! demasiado. ¡Tanta comida y alcohol me está dejando el cuerpo hecho un trapo!

Hoy os traigo un arroz fácil y muy rico que seguro os ayuda a comer un poquito más sano en estos días en los que la comida nos sale hasta por las orejas.

Ingredientes para 2 personas:

  • 250 gr de arroz
  • 1 puerro
  • 150 gr de calabaza
  • caldo de verduras o agua
  • 6 hebras de azafrán
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva

Elaboración:

  1. Picamos el puerro fino y cortamos la calabaza en cubitos pequeños.
  2. Ponéis en el fuego el recipiente que uséis para hacer el arroz y echamos un chorrito de aceite, cuando vaya cogiendo calor echamos el puerro y que se vaya pochando. A los 7 minutos echamos la calabaza y el azafrán y rehogamos hasta que se ablande un poco. Salpimentamos a gusto y acto seguido echamos el arroz y rehogamos durante 3 minutos.
  3. Agregamos el caldo (1 de arroz=2 1/2 de caldo) ó agua y a fuego fuerte cocemos durante 5 minutos, luego 13 minutos a fuego medio y los 2 últimos minutos a fuego bajo. Tapamos y dejamos que repose durante 5 minutos.

Esta receta tiene un toque dulce, pero esta riquísima.

 

Arroz con pollo

No estoy seguro, pero creo sin ninguna duda que este ha sido uno de mis platos favoritos que hacía mi ama, y mi mujer piensa exactamente lo mismo. El día que me emancipé, lo primero que me dijo Leire fue, ya puedes aprender a hacer el arroz con pollo de tu madre, que lo borda. Jajajaja!!! hoy es el día en el que prefiere el arroz que hago yo, al de mi madre. Lo siento ama, si estas leyendo esto espero que no te duela mucho, sabes que no lo digo con mala intención.

No os creáis que es fácil cogerle el punto al arroz, la primera vez que lo hice me salió bien, pero en posteriores ocasiones no terminaba de darle buen punto al grano de arroz, se me quedaban algunos duritos y eso no me agradaba nada. Son cosas que te tocan vivir cuando estas aprendiendo a hacer cosillas en la cocina.

Ha pasado ya un tiempo desde aquella etapa y ya podríamos decir que el arroz me sale en su punto. Mis broncas me han costado, que si esta soso, que si el grano no esta hecho, etc…

Ahora quiero compartir con vosotros esta rica, muy rica receta que me enseño mi ama.

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 vaso de arroz ( tipo sos )
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pechuga de pollo
  • 2 clavos ( especias no herramientas )
  • 1 hoja de laurel
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
  • colorante alimenticio

Elaboración:

  1. Picamos en brunoise ( cubitos muy pequeños ) la cebolla, pimiento y zanahoria, reservamos. Ahora ponemos en una sartén o una paella, un chorrito de aceite y calentamos a fuego medio-bajo, agregamos las verduritas que teníamos cortadas y las pochamos durante aprox. 15 minutos. Mientras se hacen es conveniente echar una pizca de sal.
  2. Mientras se pochan los ingredientes, vamos a ir cortando en taquitos la media pechuga, una vez troceada, la salpimentamos. La pimienta negra le da un toque guay, no os olvidéis de echarla.
  3. Han pasado los 15 minutos y ahora es momento de subir el fuego y sellar un poquito el pollo en la misma sartén de las verduras, con ellas dentro claro. Mientras doramos un poquito el  pollo agregamos el clavo y el laurel.
  4. Cuando el pollo ya este hecho por fuera agregamos el arroz y lo rehogamos junto con todo, para que vaya absorbiendo el gusto de lo que tenemos en la sartén.
  5. Ya rehogado es momento de agregar el agua, tiene que ser el doble de la cantidad de arroz que hemos echado. Evidentemente saldrá mas rico si agregamos caldo de pollo, pero no todo el mundo tiene en la nevera este caldo justo cuando vas a hacer el arroz.
  6. Ahora para mi viene la clave de que te salga bien el plato, el tiempo de cocción. Una vez que hemos agregado el agua dejamos a fuego medio-alto durante al menos 4 minutos y después inmediatamente bajamos el fuego a medio-bajo y probamos que tal esta de sal, ¿¿hasta cuando?? pues cuando empecemos a ver huecos en el arroz, como que se esta secando, apagamos el fuego y tapamos con la tapa y dejamos reposar durante 5 minutos. Y ya tendríamos el arroz listo.
  7. Ah!! se me olvidaba, el color amarillo es porque cuando agrego el agua también le echo un poco de colorante amarillo.

Ni todas las sartenes ni todos los fuegos son iguales, por lo que el punto exacto de el arroz lo tenéis que pillar con vuestra cocina, como os lo he explicado es como yo lo hago, puede que os valga o no, pero seguramente no andareis lejos de que os salga perfecto.