Tarta rústica de manzana

I decided to write this post in english, because my teacher told me again an again if i want to improve my english i have to write much more, she says that i don´t have to care about making mistakes, this is par for the course when you are learning. So, i promised her that in my next recipe i´ll try to choose an english dish or dessert, and try with all my effort posting in english. If you are one of my spanish followers, you must be freaking out right now, don´t worry this won´t be happen again, for now. Some people asked to me to write in english, they told me, it is a pity can´t understand such a nice recipes. This is for them as well!! Don´t get used to it, my native language is vasque, the second spanish and i´m dealing with my third, which is english. If you have a perfect domain of the language, i´m sure you can find a tons of mistakes, i´m sorry for that, i need to stumble a lot if i want to become a perfect speaker.

So, here i am with Martha Stewart´s rustic apple pie, i´m not completely sure where is this recipe from, but what i´m sure is, it isn´t spanish.

Ingredients:

  • 7 apples, i used 3 different types.
  • juice of 2 lemons
  • 1 cup of sugar
  • 2 eggs
  • 250 gr. of all-purpose flour
  • 125 gr. of unsalted butter
  • 1 pinch of cinnamon
  • 1 pinch of salt
  • 40 gr of milk

How to:

  1. First of all, we are going to start kneading the pastry dough. In a large bowl, add the flour, half cup of sugar and butter at room temperature, and start blending together with hands until you get something like a sand texture, then you add at this mixture one whisked egg, a pinch of salt and a pinch on cinnamon. Keep blending a little bit more, and put all the dough on worktop and try to make a ball. Don´t knead too much the dough, the pastry won´t be the same. Put the dough in the refrigerator covered with cling wrap at least for an hour.
  2. Now to make the apple puree , peel 3 apples and chopped in medium sizes, put all the pieces into a  microwaveable container, and sprinkle with a one lemon juice. Cover with it´s cup and insert into a microwave. Put it at high power during 6 minutes. Then crush the apples with a fork and add the other half cup of sugar. Mix it until the sugar is incorporated. Let it cool.
  3. For the topping, peel the rest of apples, cut in the sizes you like and sprinkle them with one lemon juice. If the apples are not sweet enough, you can always add a little bit of sugar. Add a tablespoon of flour to get a thicker sauce when it´s baked.
  4. Preheat the oven at 200ºC.
  5. Remove the dough from the refrigerator and start spreading it. when this step is done, cut the dough with rounded shape, if you don´t have any idea how to do this, you can use a pot lid as a template. Put a nice amount of puree in the bottom, then add the pieces of apples and start bending the dough like you can see in the image. Sprinkle a pinch of sugar and spread the whisked egg on the edges.
  6. Bake until the dough turns brown, 30 minutes more or less.

Mousse de chocolate

No es fácil ponerse a cocinar cuando la noche anterior has estado de marcha y  has bebido un poquito más de la cuenta. Esto es lo que me ha pasado a mi este fin de semana. Después de una jornada de casi 30ºC  nos juntamos la cuadrilla a potear y de paso cenar unos pintxos y claro, como la noche era templada, decidimos rematar el día con un copazo en la terraza de un bar del malecón de Zarautz, un lujo, por unas horas creíamos que era una espléndida noche de verano, pero no, estábamos en el primer día de abril.Como ya veníamos un poquito alegres del poteo, la copa que tomamos nos animó a seguir con la fiesta. Lo que viene después me imagino que todos lo sabréis, un sábado con un terrible dolor de cabeza y sin ganas de hacer nada.

En la inagotable pelea contra la resaca, se me antojó comer algo con chocolate y decidí que podía aprovechar el momento para preparar la receta del blog, y de ahí, me vino la idea de hacer este sencillo mousse con la receta de Martín Berasategui. Nunca antes había hecho un mousse y comerlo pocas veces, pero sé que desde hoy este postre se va a convertir en uno de mis favoritos, por su sabor y la rapidez con la que se hace.

 

Ingredientes:

  • 500 gr. de nata para montar
  • 100 gr. de chocolate negro de cobertura
  • unos cuantos piñones o nueces rallados

Elaboración:

  1. Ponemos en un pequeño cazo 50 gramos de la nata y lo llevamos a hervir. Cuando haya llegado a este punto lo retiramos del fuego y echamos los 100 gramos de chocolate cortado en pedazos. Lo movemos bien hasta que se haya fundido todo el chocolate y la mezcla sea homogénea en color.
  2. La nata restante, la ponemos en un bol y la batimos vigorosamente ,o si no, usamos la batidora con el utensilio de batir  hasta que esté semimontada. Esto es lo más complicado de la receta, saber que es el semimontado. Cuando la nata haya empezado a coger cuerpo pero todavía no tiene esa textura compacta que caracteriza la nata montada. Es este, para mí el momento semimontado.
  3. Una vez tengamos la nata en el punto que queremos, cogemos un par de cucharadas de esta y la mezclamos con el chocolate, para después coger esa mezcla de chocolate y nata y volcarla toda en el bol de la nata. Haciendo movimientos suaves, mezclamos bien hasta que todo esté del mismo color. Ya tenemos el mousse listo, solo queda meterlo en recipientes pequeños, para eso he utilizado una manga pastelera con boquilla de estrella, de esta manera se nota que tiene consistencia de mousse. A la nevera una hora y listo para disfrutar.

Antes de disfrutar del mousse, espolvoreamos un poco de el piñon rallado por encima, le dará un toque especial.

Carrot cake y de paso mis primeros cupcakes


Nunca hubiera dicho que una tarta hecha con hortalizas podía ser algo tan maravilloso para el paladar, me atrevería a decir que incluso puede que este mejor que cualquier fruta. Si en mi infancia me hubiera dicho mi madre ” hijooo!! ven a comer el bizcocho de zanahorias” lo más seguro es que hubiese cogido una de esas rabietas de cuando no quieres comer y  le contestaría con un ” no pueden haber pasteles con sabor a verduras, no lo quiero”.

Desde que llevo indagando en esta rica blogsfera no paro de ver dulces hechos con calabaza, zanahorias, etc… y hoy es el día en el que me he animado a hacer uno de ellos, además como el molde era pequeño, me sobró un poquito de masa y la aproveché para hacer mis primeros cupcakes.

Que decir de esta pequeña joya Americana, como algo tan simple como una magdalena se puede convertir en una preciosa composición de sabores, formas y colores, que puede dejar babeando a todo aquel que las vea y llevar a un mundo de fantasía a los que los prueban. Sin ninguna duda, estos enanitos se han convertido en los mejores compañeros de mi taza de café favorito.

ingredientes:

  • 175 gr de zanahoria rallada
  • 175 gr de harina leudante
  • 175 ml de aceite de girasol
  • 175 gr de azúcar moreno
  • 3 huevos batidos
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • la ralladura de una naranja
  • tiras de piel de naranja para decorar los cupcakes

ingredientes para el frosting de los cupcakes:

  • 200 gr de queso crema tipo philadelphia
  • 100 gr de azúcar glacé
  • 2 cucharaitas de zumo de naranja

Elaboración:

  1. Calentamos el horno a 180ºC
  2. En un bol batimos el aceite con el azúcar y los huevos. Sin dejar de remover, añadimos la zanahoria rallada.
  3. Tamizamos la harina, el bicarbonato, la canela y la nuez moscada cobre un cuenco y lo vamos incorporando a la mezcla de la zanahoria hasta tener una masa homogénea.
  4. Engrasamos un molde y añadimos la mezcla a este si lo que queremos es el plum-cake. Si preferimos hacer unos cupcakes, llenamos con un sacabolas de helado los mini moldes de magdalenas y horneamos. Para el plum unos 45 minutos y para los cupcakes de 20 a 25 minutos.
  5. Para hacer el frosting del cupcake, mezclamos con un batidor los ingredientes y con una manga pastelera los decoramos y como toque final les añadimos unas tiritas de piel de naranja.


San Blas a la Eibarresa

Después de pasarme una semana en casa sin salir gracias a una gripe, y consecuencia de esta una bronquitis, vuelvo a la carga con una receta muy clásica de la gastronomía vasca, concretamente Eibarresa. Esta receta en sí tendrá algún que otro siglo, ya que la persona que me la dio es la abuela de mi mujer, y ella ya tiene 89 para cumplir 90 y si a ella le enseño la receta su madre… Por lo menos un siglo tiene.

Llevo comiendo San Blas toda la vida, pero comiendolo de verdad, solo desde que conozco a mi mujer. Es increíble la diferencia que puede haber de uno comprado en una panadería o uno hecho por una amama(abuela en vasco), la diferencia es bárbara. Al final es como todo, lo hecho en casa siempre es más rico y además sabes los ingredientes que utilizas.

El día de San Blas es el 3 de febrero, así que os animo a que preparéis esta receta y compartáis con familiares y amigos. Os aseguro que el olor que se queda en casa es increíble, llega incluso hasta el rellano, comprobado.

Ingredientes para 10 tortas:

  • 2 kg harina
  • 3 sobres de levadura royal
  • 650 gr. de margarina
  • 9 huevos (apartamos 5 claras para el blanco)
  • 750 gr de azúcar
  • 15 ml de esencia de anís

Para lo blanco:

  • 3 claras de huevos
  • 4 cucharadas de azúcar glacé por clara de huevo

Elaboración:

  1. Lo primero es hacer el blanco, para eso empezamos a montar las claras y cuando empiecen a blanquearse vamos añadiendo el azúcar glacé. El punto tiene que ser espeso, que se quede bien pegado en las barillas de la batidora.
  2. En una cazuela derretimos los 2 botes de artua y añadimos el azúcar hasta que esta se disuelva. Cuando se haya disuelto agregamos los huevos previamente batidos y la esencia de anís. Retiramos el cazo del fuego.
  3. En un bol grande, ponemos la harina y la levadura. Mezclamos bien. Ahora vamos agregando el líquido del cazo y amasando hasta obtener una masa consistente. Dejamos que repose 15 minutos.
  4. Con el horno precalentado a 200ºC, vamos formando los San Blases. Para eso cortamos un pedazo de masa y hacemos una bola, con el rodillo le vamos dando esa forma alargada y para terminar, vamos pellizcando las esquinas con los dedos para darle esa forma peculiar en los bordes.
  5. Horneamos hasta que veamos que empieza a coger un color dorado, puede ser de 10 a 15 minutos, depende del grosor de la masa, y en cuanto lo saquemos del horno, cuando todavía esta caliente, le damos la capa del merengue. Este último paso es importante, si no, no se secaría el merengue y nos quedaría pegajoso.

Un truco para hornear las tortas, es darle la vuelta a la bandeja y hornear así, de esa manera se os será más fácil sacarlos.

Roscón de reyes relleno de crema

Ya, ya se que los reyes ya pasaron, pero es que no me ha dado tiempo de publicar el roscón el mismo día de reyes. Puede parecer, que es algo imposible de hacer y que es mejor comprarlo que hacerlo ¡¡pues no!! Este año 2011 me he dado cuenta lo fácil que es hacer un rosco gracias otra vez a Ibán Yarza y David de Jorge y de ahora en adelante no pienso comprar un rosco a no ser que por circunstancias no pueda hacerlo, ya que en las pastelerías suelen tener los roscos un poco caros y en algunas ocasiones dejan mucho que desear. Este en cambio es un pan que esta esponjoso y para nada seco, y como lo has hecho tú los comensales lo aprecian mucho más, realmente algo maravilloso.

Quería dar las gracias a la pastelería Aizpurua, y en concreto a June, porque en el último momento me di cuenta de que me faltaba la fruta confitada y tras preguntar en un montón de tiendas, no pude comprarlas porque estaban agotadas, entonces me acordé de June y como le comente que este año iba a hacer yo mismo los roscones, fui a la pastelería, le expliqué mis complicaciones y me dió una bolsita con fruta confitada y una haba. ¡¡Eskerrik asko June!!

Ingredientes:

  • 340 gr de harina de fuerza
  • 70 gr de azúcar
  • 120 gr de leche
  • 140 gr de prefermento
  • 15 gr de levadura fresca
  • 2 huevos
  • 60 gr de mantequilla
  • 3 cucharaditas de ron
  • 2 cucharaditas de agua de azahar
  • cáscaras de naranja y limón
  • ralladura de limón
  • un palo de canela
  • una pizca de sal
  • fruta confitada
  • Un huevo batido para glasear

Para el prefermento:

  • 90 gr de harina de fuerza
  • 50 gr de leche
  • 2 gr de levadura
  • mezclamos todo y que repose durante 3 horas a temp. ambiente

Para la crema:

  • 1/2 litro de leche
  • 150gr de azúcar
  • 70 gr de harina
  • 2 huevos enteros y una yema
  • 1 palo de canela

Elaboración:

  1. Infusionamos la leche con las pieles de naranja, limón y el palo de canela, dejamos que rompa a hervir y que repose 5 minutos. Una vez tibio añadimos el agua de azahar y el ron.
  2. En un bol grande, mezclamos  la harina, sal, levadura, ralladura de limón, huevos, el prefermento y la infusión previamente colada. Mezclamos todo bien y amasamos durante 7-10 minutos.
  3. Ahora incorporamos la mantequilla a la masa y amasamos bien durante 10 minutos, no os preocupéis si se os pega y deshace al principio ya que con el amasado se os incorporará todo muy bien y os quedará una masa bien lisa, suave y brillante. Dejamos fermentar durante una hora hasta que doble su tamaño.
  4. Calentamos el horno a 200 ºC.
  5. Antes de formar el roscón, desgasamos la masa dandole un pequeño masaje y dejamos reposar 15 minutos, de lo contrario al formar el rosco se nos contraería. Para formarlo, le hacemos un agujero en la mitad de la masa y la vamos estirando como de una correa se tratase, es importante que el diametro interior sea grande ya que en la fermentación se nos cerrara un poco debido a que leva la masa. Una vez formado es momento de meter la haba ó lo que más os guste, pincelamos todo con huevo bien,bien, sin dejarnos ningun hueco y tapamos con papel de hornear y dejamos que repose durante 45-60 minutos, mas o menos cuando veamos que haya doblado el volumen.
  6. Pasado este tiempo, volvemos a pincelar con huevo y decoramos con la fruta confitada.
  7. Horneamos durante 15-18 minutos y ya tendríamos el roscón listo. Ahora falta la crema.
  8. Para la crema, en un cazo añadimos la leche con la canela y dejamos que infusione. En otro bol aparte mezclamos los huevos, la yema y el azúcar y mezclamos bien, después añadimos la harina y mezclamos hasta que salga una masa homogénea. Una vez la leche haya infusionado le quitamos el palo de canela y le incorporamos la masa de huevos,azúcar y harina que hemos hecho previamente y removemos a fuego bajo hasta que nos quede espeso. Tened cuidado que no hierva, ya que si no el huevo cuajaría y se nos iría al traste. Dejamos que se enfríe y la podemos usar para rellenar el roscón.
  9. Una vez enfriado el roscón y la crema, cortaremos el roscón por la mitad, lo rellenamos de crema y listo.

Ya podemos disfrutar de nuestro home made roscón de reyes.

Magdalenas de arándanos

Me sorprendió ver como en un pequeño y más que conocido Super había arándanos frescos, normalmente no suele haber este tipo de producto, y sin pensármelo dos veces compré un par de bandejas. Se me pasaron miles de recetas por la cabeza, muchas, más sofisticadas que esta, pero no se por qué, tenía unas ganas increíbles de probar unas magdalenas rellenas de arándanos, las había visto en muchos blogs y me daban mucha envidia, así que no dudé ni un minuto y me puse a hacerlas. Me basé en una receta de magdalenas que ya tenía de antes guardada, solo que en esta ocasión le he añadido arándanos.

Es una receta muy apañada, ya que una vez hechas se pueden guardar en un bote hermético y disfrutar de ellas en cualquier momento. No se cuantos días durarían en el bote, pero os puedo asegurar que a mí no me duraron ni un día, y no precisamente porque se pusieran malas.

Ingredientes:

  • 110 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 gr. de harina de repostería
  • 1 sobre de levadura
  • media cucharadita de sal
  • 250 gr. de arándanos
  • 300 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 125 ml. de leche
  • nuez moscada

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 190º C.
  2. En un bol grande  añadimos toda la mantequilla y el azúcar,  batimos hasta que se haya hecho una masa pastosa, entonces iremos agregando los huevos uno por uno sin parar de batir.
  3. En otro bol más pequeño vamos a ir mezclando los ingredientes secos, como la harina, la levadura y la sal, y en otro recipiente la leche con el extracto de vainilla. Vamos incorporando a la mezcla anterior un poco de harina y un poco de leche y batimos, y así hasta que hayamos agotado la leche y la harina. Ya tenemos la masa hecha
  4. A la masa que tenemos ya hecha, le añadimos los arándanos y mezclamos con delicadeza para que se esparzan por toda la masa.
  5. Ahora toca meter la masa en los moldes pequeños de papel y para eso yo he utilizado el utensilio de sacar helados, de esta manera hay la misma cantidad de masa en todos los moldes. Para que al hornear, no se nos vaya para los lados y suba para arriba, existen unas bandejas especiales para esta labor, yo como no la tengo y no es plan de tener la casa llena de trastos, he usado unas flaneras y salen igual de bien. Y si no tenéis ni bandeja especial, ni flaneras, os recomiendo que pongáis 4 moldes de papel por cada magdalena.
  6. Horneamos durante 25-30 minutos o hasta que veamos que empiezan a dorarse, dejamos enfriar durante 10 minutos sobre una rejilla o algo para que transpire y ya tenemos nuestras magdalenas listas.

¡¡¡Disfrutadlas!!!

Tiramisú con chocolate

Hace justo una semana, compré un libro llamado PASIÓN POR EL CHOCOLATE, y lo que más me sorprendió fue su precio, que por la cantidad irrisoria de 6,5o € , estaba a punto de adquirir un libro que además de 150 páginas de recetas relacionadas con el chocolate, tiene unas fotos de lo mas chulas. En esto que estaba echando un vistazo al libro, vi que aparecía la receta del tiramisú y me extraño que esta receta apareciera aquí, ya que el tiramisú no lleva chocolate, solo cacao amargo en polvo. Pero cuando leí la receta me di cuenta de que el chocolate lo llevaba en una capa intermedia, y que este postre sería una variante del original tiramisú.

Al ver que no era nada difícil de elaborar, pensé que sería una buena receta para publicar en el blog, ya que me gusta publicar recetas que no sean, por el momento, de una muy elaborada técnica. Espero que la disfrutéis.

Ingredientes:

  • 500 gr. de queso mascarpone
  • 6 huevos con las claras separadas de las yemas
  • 120 gr. azúcar
  • bizcochitos tipo sobaos pasiegos
  • 25 cl de café fuerte
  • 1 vaso de amaretto (Dissarono)
  • Cacao en polvo amargo
  • 200 gr. de chocolate para fundir.

Elaboración:

  1. Batimos las yemas con el azúcar hasta que la mezcla blanquee, en este momento añadimos el mascarpone y seguimos batiendo hasta que se haga una crema homogénea.
  2. En otro bol, montamos 3 de las claras al punto de nieve, el resto las podemos desechar. Una vez tengamos las claras montadas, las incorporamos a la masa anterior y mezclamos muy ligeramente hasta que quede bien homogénea la crema.
  3. Mezclamos el amaretto y el café. Mojamos los bizcochos con esta mezcla y empujamos al fondo del molde. Con esto ya tenemos la base del tiramisú.
  4. Fundimos el chocolate, bien al baño maría o en el microondas, si lo hacéis en el micro, tener cuidado de no quemar el chocolate.
  5. Una vez tengamos la base hecha, agregamos la mitad de la crema, luego una capa de chocolate fundido y después la siguiente capa de crema. Tapamos con papel film y dejamos que enfríe en la nevera por al menos un par de horas.
  6. Para servir, espolvoreamos un poco de cacao en polvo por encima y a disfrutar.