Ensalada de higos

 

Los que tenemos un niño, sabemos que el tiempo libre que te sobra es oro,  y debido a este valor, cada uno lo aprovecha como más le gusta. En mi caso prefiero descansar, y es por eso que me estoy tomando el blog con más calma. Las vacaciones de agosto las he aprovechado para relajarme con mi familia. comidas por aquí, cenas por allá, que si nos vamos de poteo y comemos unos pintxos y por que no, alguna que otra juerguilla, siempre y cuando mi suegra se quedaba con Pablo.

Pienso que va siendo el momento de retomar poco a poco el blog, y aunque no pueda tomarme todas las molestias que me gustaría, tanto como para cocinar como para sacar las fotos, por lo menos publicar lo que suelo comer últimamente. Y en esta ocasión os muestro esta ensalada que he comido ya varias veces estas semanas pasadas.

 

Ingredientes 2 personas:

  • media docena de higos
  • 30 gr. de piñones
  • queso feta
  • rúcula
  • aceite de oliva
  • vinagre
  • sal y pimienta

 

 

 

Elaboración:

  1. Todos sabemos como hacer una ensalada, así es que la montáis como más os apetezca. Buen provecho.

Gazpacho Extremeño de la serena

Esta es una de esas recetas que ha estado siempre en casa, y de la cual no he disfrutado hasta tener 20 años, y todo porque odiaba las sopas frías, era un concepto que me costaba asimilar. Con el calor, este se instala en la nevera como veraneante y la verdad es que se disfruta mucho de su compañía. Este gazpacho, no tiene nada que ver con el andaluz que estamos acostumbrados a ver en todos los lados, la diferencia más evidente es el color, uno es más blanquecino y el otro es rojo, se suele migar con pan y se come con cuchara. Es verdad, que hoy día se pueden encontrar mil variantes de gazpacho, pero yo me he criado con este y es al que  tengo como referencia. A parte de ser una sopa fría de lo más refrescante, es sencillísima de hacer y la podemos guardar en la nevera por unos cuantos días.

Ingredientes:

  • 2 tomates maduros
  • 1 huevo
  • 3 dientes de ajo
  • pan de días anteriores, como 1/4 de barra.
  • agua
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 30 ml de vinagre de vino
  • sal
  • 1 pepino pequeño
  • 1/2 cebolleta
  • 1/2 pimiento verde

Elaboración:

  1. Metemos todos los ingredientes a excepción del pimiento verde, la cebolla, pepino y medio tomate en una cazuela. Trituramos todo hasta hacer una sopa. Echamos un poco de vinagre y salamos al gusto. La metemos en la nevera y dejamos que se enfríe. La cantidad de agua es a ojo, si nos gusta mas caldoso le echamos más.
  2. Mientras, cortaremos los ingredientes que hemos reservado en pequeños daditos. Estos daditos, los podemos comer como tropiezos en el gazpacho. Es fantástico, y si esta sopa la acompañamos con una tortilla de patata…

Quiche de morcilla y pera

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Marzo nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía francesa, “Quiche”.

A pesar de que por fuera parezca una tarta dulce, en su interior esconde un contraste de sabores salados que empastan a la perfección. Se que para algunos, la morcilla puede no transmitirles sensaciones de placer al paladar, pero para los que nos gusta disfrutar de una buena morcilla mientras comemos alubias de Tolosa, esta una receta alternativa para comerla.

Hacía ya dos o tres meses que no publicaba ninguna propuesta de whole kitchen y no es precisamente por que no quisiera, siempre me pillaba el toro o si no, se me pasaba. Pero este mes propusieron una quiche y como tenía muchas ganas de probar una que le vi hacer a Darío Barrio en “Todos contra el chef”, no lo dudé y apunte la fecha en mi agenda. Aun así, aquí me tenéis publicando la receta un día después.

Le quiero dedicar esta receta a mi tía Upe, que sin quererlo se ha convertido en la reina de las preparaciones con morcilla. Muxus!!

Ingredientes para 2 pequeñas quiches:

  • 100 gr. de morcilla de verdura
  • 1 puerro
  • 1 cebolleta
  • 100 gr. de panceta cortada en tiras
  • 75 ml. de nata
  • 1 huevo
  • 50 gr. de queso gruyere rallado
  • 1 pera cortada en laminas muy finas
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Para la masa quebrada:

  • 125 gr. de harina
  • 70 gr. de mantequilla a temp. ambiente
  • 1 huevo pequeño
  • sal

Elaboración:

  1. Para hacer la masa quebrada, tamizamos la harina y le damos forma de volcán haciendo en la mitad un hueco. En ese hueco, metemos la mantequilla, el huevo y la sal, y con ayuda de nuestras manos, mezclamos todo hasta que nos quede como arena, entonces juntamos todo en una bola, lo envolvemos en papel film y la dejamos en la nevera por una hora.
  2. Vamos a ir preparando el relleno, picamos muy fino e puerro y la cebolleta y dejamos que pochen, entonces añadimos la panceta y el relleno de la morcilla. Dejamos que se cocine un poco, corregimos de sal y pimienta si hiciera falta y retiramos del fuego.
  3. Por otro lado, en un cuenco batimos el huevo , le añadimos la nata y el queso rallado. Ya tenemos lo que va a ser el relleno preparado.
  4. Precalentamos el horno a 180ºC. Cuando haya pasado ya la masa una hora en el frigo, la vamos a estirar con un rodillo hasta que tenga un grosor de menos de un centimetro, forramos los moldes con ella y hacemos agujeritos con el tenedor en el fondo. Ahora vamos a precocinar la masa y para eso vamos a rellenar las tartaletas con garbanzos y horneamos durante 15 minutos. Pasado el tiempo, retiramos del horno las quiches y quitamos los garbanzos. Ahora las rellenamos con un poco del preparado de morcilla y otro poco del huevo y la nata. Por encima le ponemos las láminas de pera y otra vez al horno, esta vez a la misma temperatura y 20 minutos.
  5. Ya tenemos listas estas deliciosas quiches.

Ensalada crujiente

El tiempo me lo ha puesto muy fácil a la hora de elegir la receta, los casi 20ºC  que estamos teniendo estos 2 últimos días me han casi obligado a comer al menos una ensalada y como tenía una ya ojeada en un libro que me regaló mi madre en mi cumple, me fui directo al mercado a comprar los ingredientes en cuestión. Es un lujo el poder comprar vegetales y huevos a las caseras que bajan todos los días de sus caseríos para que, nosotros los ciudadanos podamos disfrutar de productos realmente frescos y de la tierra.

Llevamos un invierno envidiable aquí en el norte, apenas llueve y casi no hace frío, la verdad es que es una maravilla poder pasar así de bien la que se supone debe de ser la estación más fría del año, pero no creéis que lo que tiene que hacer en invierno es precisamente lo que no hace, lluvia y más lluvia acompañada siempre de una brisa heladora. Puede que nos estemos cargando el planeta, puede no, nos lo estamos cargando y no sé si ya todo esto tiene remedio.

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 bulbo de hinojo
  • 1 zanahoria grande
  • 1 pepino
  • 10  rabanitos
  • 2 champiñones
  • 1 cebolla morada
  • perejil picado
  • aceite de oliva
  • vinagre de vino y de módena
  • sal
  • 2 cucharadas de azúcar

Elaboración:

  1. Limpiamos con agua todos los ingredientes y los vamos cortando con una mandolina, si no tenéis una, podéis cortar las hortalizas en cuartos o como más os guste. Guardar unas ramitas del hinojo para decorar el plato. A los champis, les damos un pequeño salteado en la sartérn, mas que nada para no comernoslos crudos y a la vez dejarles un toque crunchy. Emplatamos como más nos guste.
  2. En un bote vamos a preparar el aliño, y para eso vertemos un chorrito de aceite de oliva, un poco de vinagre de vino, otro poco de vinagre de módena y un par de cucharadas de azúcar, tapamos y agitamos hasta que se emulsione. La cantidad de los líquidos en el aliño es a ojo, si os gusta más o menos avinagrado ya sabéis que hacer.
  3. Aliñamos el plato, espolvoreamos un poco de perejil picado y a disfrutar.

Una ensalada muy fresca, diferente y rica para días como los de este fin de semana

Tosta de queso, salmón ahumado, aguacate y rúcula.

Después de comer tanto pan como acompañamiento de comidas, ¿por qué no hacer del pan la comida? y eso es lo que me puse a hacer.

Me había sobrado media hogaza y la guarde un par de días, pensé que al ser un pan casero me duraría al menos 3, por mala fortuna no me dio tiempo de comprobar cuanto tiempo dura sin que se ponga malo. Dos días de espera fueron una eternidad, cada vez que entre horas pasaba por la cocina y veía la hogaza boca abajo, me daban ganas de hincarle el diente y arrasar con ella, pero pensaba en las tostadas que iba a hacer y ya se calmaban mis ansias de comer.

Esta receta es una copia mejorada de una tostada que suele hacer mi madre, espero que os guste.

Ingredientes para 4 tostas:

  • 2 rebanadas de una hogaza de pan
  • 1 bandeja de salmón ahumado
  • 1 aguacate
  • queso philadelphia
  • rúcula
  • zumo de un limón
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Elaboración:

  1. Ponemos a macerar durante media hora el aguacate cortado en laminas en una vinagreta hecha con el zumo de limón, aceite de oliva y sal. Así de paso, evitaremos la oxidación del aguacate.
  2. Cortamos las rebanadas por la mitad y las untamos con el queso. Le vamos añadiendo el salmón y las láminas de aguacate y por encima unas hojitas de rúcula. Salpimentamos un poquito y ya las tenemos listas para disfrutar. Si se quiere se puede echar un hilito de aceite virgen extra por encima.

Fácil, sencillo y para toda la familia.

Vichyssoise

Que días mas grises estamos pasando en Zarautz, que si ciclogénesis explosiva, olas enormes y las nubes que apenas dejan ver un mínimo rayo de sol. Mientras algunos nos refugiamos del mal tiempo en casa, otros disfrutan haciendo surf en olas que quitan el hipo solo de mirarlas desde la orilla. Hay que hacer un homenaje a estos chicos, que con solo una tabla en mano, se adentran en la mar con el único soporte de sus habilidades físicas. Seguro que habéis visto algo en las noticias.

Mientras unos disfrutaban con las olas, yo estaba en casa un poco mosqueado, al haber tan poca luz, no podía hacer ninguna receta para luego poder fotografiarla. Como el parte meteorológico daba que iba a seguir estando nublado por unos días más, me puse manos a la obra con esta receta que ya tenía en mente hace ya un tiempito.

Ingredientes:

  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 3 puerros (solo la parte blanca y reservamos un poquito de verde)
  • 2 patatas
  • 1 cebolleta
  • 100 ml. nata
  • sal
  • pimienta

Elaboración:

  1. Salteámos el puerro cortado con la mantequilla y una pizca de sal. Cuando este bien pochado, añadimos las patatas rasgadas al corte, para que suelte el almidón.
  2. Agregamos el caldo de pollo, y hervimos durante 20 minutos. Pasado el tiempo trituramos todo y lo colamos.
  3. Añadimos 50 ml de nata y le damos otro pequeño hervor y salpimentamos a gusto. Reservamos en la nevera al menos 30 minutos. Se podría comer caliente, pero perdería la gracia de la receta.
  4. Cortamos en una juliana muy fina el verde del puerro que hemos que hemos guardado y lo freímos en abundante aceite. Cuidado, se fríen muy rápido, yo diría que menos de un minuto.
  5. Para servir, sacamos de la nevera 15 minutos antes y le echamos por encima un poquito de nata batida y un poco del puerro frito.

¿Que fácil verdad?

 

Ensalada de tomates cherry con mozzarella y naranja

.
A estas alturas, estoy empezando a ver en mi, los efectos colaterales de tener un blog gastronómico. Los pantalones, parecen que tienen los botones en un lugar más alejado de lo que solían estar, las camisas y camisetas, dejan ver unas formas redondeadas, que puede que todavía no sean muy pronunciadas, pero que si la cosa sigue así, voy a tener renovar mi armario.
Esta claro que es un placer el cocinar, pero lo es aún mas, el comer lo que se cocina con placer.
Dado el entusiasmo que pongo a la hora, tanto de cocinar como de comer, si alguna vez deseo que desaparezcan esas curvas y los botones vuelvan a estar en el mismo sitio, no me va a quedar el remedio mas que de, comer platos como el que os muestro hoy. Evidentemente, no dejaré de hacer dulces, pero cuando los haga, llamare a todo mi entorno para que acaben con el antes de que caiga yo en la tentación.
.
.

Ingredientes para 2 personas:

  • Un surtido de hojas de lechugas (Las de las bolsas).
  • 250 gr. de tomates cherry.
  • 150 gr. de mozzarella en bola.
  • 1 naranja
  • 1 limón
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

Elaboración:

  1. En un bol grande, vamos añadiendo las hojas de lechuga, los tomates cherry partidos por la mitad y la mozzarella.
  2. Por otro lado, preparamos la vinagreta mezclando el vinagre y el aceite. Incorporamos la vinagreta al bol.
  3. Mezclamos muy bien, para que todos los ingredientes se empapen bien y servimos.