Mousse de chocolate

No es fácil ponerse a cocinar cuando la noche anterior has estado de marcha y  has bebido un poquito más de la cuenta. Esto es lo que me ha pasado a mi este fin de semana. Después de una jornada de casi 30ºC  nos juntamos la cuadrilla a potear y de paso cenar unos pintxos y claro, como la noche era templada, decidimos rematar el día con un copazo en la terraza de un bar del malecón de Zarautz, un lujo, por unas horas creíamos que era una espléndida noche de verano, pero no, estábamos en el primer día de abril.Como ya veníamos un poquito alegres del poteo, la copa que tomamos nos animó a seguir con la fiesta. Lo que viene después me imagino que todos lo sabréis, un sábado con un terrible dolor de cabeza y sin ganas de hacer nada.

En la inagotable pelea contra la resaca, se me antojó comer algo con chocolate y decidí que podía aprovechar el momento para preparar la receta del blog, y de ahí, me vino la idea de hacer este sencillo mousse con la receta de Martín Berasategui. Nunca antes había hecho un mousse y comerlo pocas veces, pero sé que desde hoy este postre se va a convertir en uno de mis favoritos, por su sabor y la rapidez con la que se hace.

 

Ingredientes:

  • 500 gr. de nata para montar
  • 100 gr. de chocolate negro de cobertura
  • unos cuantos piñones o nueces rallados

Elaboración:

  1. Ponemos en un pequeño cazo 50 gramos de la nata y lo llevamos a hervir. Cuando haya llegado a este punto lo retiramos del fuego y echamos los 100 gramos de chocolate cortado en pedazos. Lo movemos bien hasta que se haya fundido todo el chocolate y la mezcla sea homogénea en color.
  2. La nata restante, la ponemos en un bol y la batimos vigorosamente ,o si no, usamos la batidora con el utensilio de batir  hasta que esté semimontada. Esto es lo más complicado de la receta, saber que es el semimontado. Cuando la nata haya empezado a coger cuerpo pero todavía no tiene esa textura compacta que caracteriza la nata montada. Es este, para mí el momento semimontado.
  3. Una vez tengamos la nata en el punto que queremos, cogemos un par de cucharadas de esta y la mezclamos con el chocolate, para después coger esa mezcla de chocolate y nata y volcarla toda en el bol de la nata. Haciendo movimientos suaves, mezclamos bien hasta que todo esté del mismo color. Ya tenemos el mousse listo, solo queda meterlo en recipientes pequeños, para eso he utilizado una manga pastelera con boquilla de estrella, de esta manera se nota que tiene consistencia de mousse. A la nevera una hora y listo para disfrutar.

Antes de disfrutar del mousse, espolvoreamos un poco de el piñon rallado por encima, le dará un toque especial.

Tiramisú con chocolate

Hace justo una semana, compré un libro llamado PASIÓN POR EL CHOCOLATE, y lo que más me sorprendió fue su precio, que por la cantidad irrisoria de 6,5o € , estaba a punto de adquirir un libro que además de 150 páginas de recetas relacionadas con el chocolate, tiene unas fotos de lo mas chulas. En esto que estaba echando un vistazo al libro, vi que aparecía la receta del tiramisú y me extraño que esta receta apareciera aquí, ya que el tiramisú no lleva chocolate, solo cacao amargo en polvo. Pero cuando leí la receta me di cuenta de que el chocolate lo llevaba en una capa intermedia, y que este postre sería una variante del original tiramisú.

Al ver que no era nada difícil de elaborar, pensé que sería una buena receta para publicar en el blog, ya que me gusta publicar recetas que no sean, por el momento, de una muy elaborada técnica. Espero que la disfrutéis.

Ingredientes:

  • 500 gr. de queso mascarpone
  • 6 huevos con las claras separadas de las yemas
  • 120 gr. azúcar
  • bizcochitos tipo sobaos pasiegos
  • 25 cl de café fuerte
  • 1 vaso de amaretto (Dissarono)
  • Cacao en polvo amargo
  • 200 gr. de chocolate para fundir.

Elaboración:

  1. Batimos las yemas con el azúcar hasta que la mezcla blanquee, en este momento añadimos el mascarpone y seguimos batiendo hasta que se haga una crema homogénea.
  2. En otro bol, montamos 3 de las claras al punto de nieve, el resto las podemos desechar. Una vez tengamos las claras montadas, las incorporamos a la masa anterior y mezclamos muy ligeramente hasta que quede bien homogénea la crema.
  3. Mezclamos el amaretto y el café. Mojamos los bizcochos con esta mezcla y empujamos al fondo del molde. Con esto ya tenemos la base del tiramisú.
  4. Fundimos el chocolate, bien al baño maría o en el microondas, si lo hacéis en el micro, tener cuidado de no quemar el chocolate.
  5. Una vez tengamos la base hecha, agregamos la mitad de la crema, luego una capa de chocolate fundido y después la siguiente capa de crema. Tapamos con papel film y dejamos que enfríe en la nevera por al menos un par de horas.
  6. Para servir, espolvoreamos un poco de cacao en polvo por encima y a disfrutar.

Brownies

Marroncitos sería la traducción al castellano de estos dulces y ricos pastelillos, a pesar de este nombre en mi opinión un poco feo, por lo menos en castellano, no deja de ser uno de mis bizcochitos favoritos.

La idea de aprender a hacer brownies vino cuando un cocinero nuevo entro en el restaurante de mis padres y empezó a dar brownies templaditos con helado de vainilla como postre. Yo que probaba todo lo que se me ponía delante, no iba a hacer una excepción, y  le dije que me pusiera una ración de ese novedoso postre que era para mi en aquel entonces. Desde aquel día, no he dejado de hacer este pastelito una vez cada dos meses, mas o menos.

Eso si, como no me dio la receta, tuve que arreglármelas para encontrar una receta en la que el resultado final fuera parecida a la que el hacía. Seguramente ni se asemejará a la suya, pero para mi esta excelente. Un consejo, para mi como mejor están los brownies es con un gran baso de leche del tiempo, pufff no tiene precio.

Hablando de precio, es una receta realmente barata, seguramente la podáis hacer con ingredientes que ya estarán en la despensa de vuestras casas y no tendréis que salir al mercado salvo por las nueces, no todo el mundo tiene nueces en casa.

Ingredientes:

  • 100 gr. de mantequilla
  • 75 gr. de chocolate negro
  • 150 gr. de azúcar
  • 50 gr. de harina de repostería
  • 50 gr. de harina integral
  • 2 huevos
  • una cucharadita de levadura royal
  • 100 gr. de nueces peladas

Preparación:

  1. Colocamos en un bol el chocolate troceado junto con la mantequilla y lo metemos al micro hasta que se funda, con cuidado de no quemar el chocolate, si no se nos fastidia el tema.
  2. En otro recipiente vamos agregando las dos harinas y la levadura pasándolas primero por un colador, después agregamos el azúcar y las nueces. Seguido de hacer esto, agregamos los huevos batidos y el chocolate fundido con la mantequilla al recipiente de la harina y mezclamos bien.
  3. Mientras precalentamos el horno a 200ºC , vamos a ir untando el interior del molde con mantequilla y una vez de que este todo el molde bien engrasado añadimos la mezcla.
  4. Hornear a 180ºC durante 30 minutos y ¡¡ ya esta !! el brownie hecho. NO DESMOLDAR hasta que se haya enfriado el pastelito.

¡¡ A disfrutar !!