Anchoas de Getaria marinadas

Después de un pequeño periodo de descanso debido a mi nueva paternidad, vuelvo a la carga con una receta más que sencilla y para mi deliciosa. Ha sido un mes de lo más estresante y a la vez placentero, el no poder dormir como antes, me dejaba agotado y sin ganas de empezar a liarme con el blog, y lo primero que hacía cuando me sobraba un poquito de tiempo era echarme en el sofá. Pero parece que la situación va estabilizándose y poco a poco me van sobrando cada vez más minutos al día. Echo un poco de menos aquellos momentos en los que llegaba a aburrirme, pero ahora no lo cambiaría por nada. Ongi etorri Pablo!!

Es temporada de anchoas en en norte y como vivo muy muy cerca de Getaria, nos llegan unas anchoas a Zarautz que son una pasada. Además se han vendido en lonja a 1 euro el kilo debido a la cantidad que han pescado, por lo que a las pescaderías las venden a más o menos 5 euros el kilo, un precio irrisorio para un producto de calidad como lo es esta pequeña joya Cantábrica. Después de hartarme a comerlas de todas las maneras posibles, hoy os traigo, la que en mi opinión, mayor satisfacción me da cuando las como, marinadas. Puede que sea, por que suelo comerlas como aperitivo, acompañadas siempre de un buen txakoli de Getaria y en un ambiente social que hace disfrutes todavía más si cabe de estos pescaditos.

Ingredientes:

  •  1 kg de anchoa fresca
  • 6oo gr. de vinagre de vino o sidra
  • 400 gr de agua fría
  • una buena cucharada de sal
  • ajo bien picado
  • perejil fresco picado
  • aceite de oliva virgen

Elaboración:

  1. Lo primero  que tenemos que hacer es enfriar lo que va a ser la marinada, y para eso vamos a verter en un tuper el vinagre, el agua y la sal. Lo metemos al frigo una hora.
  2. Ahora toca limpiar las anchoas, si se lo pides al pescadero, el te quitara las cabezas y las tripas y si no ya sabes lo que te toca. Si vienen con sangre, pásalas rápidamente por un chorro de agua fría hasta retirarla. Hay varias teorías en cuanto a como sumergirlas en la marinada, si con la espina central y cerradas, o como podéis apreciar en la foto, pero separando los lomos. Yo he probado las dos maneras y la diferencia en mi humilde opinión es que, sin quitar la espina central en la marinada, la anchoa se queda más crudita. Esto vosotros veréis como os gusta más el pescado, yo siempre las hago con los lomos separados. Introducimos los lomos en la marinada y lo metemos al frigo durante 12 horas, cuanto más tiempo las tengamos más se haran.
  3. Pasadas las 12 horas, retiramos las anchoas de la marinada, las escurrimos y las vamos introduciendo en un tuper limpio de manera ordenada. Las cubrimos con aceite de oliva y le añadimos el ajo y el perejil, le damos un pequeño meneo, como si de un pil-pil se tratase, para que de esta manera se impregnen todos los lomos con el aceite, ajo y perejil. Ya se  puede disfrutar de ellas.
  4. Al estar cubiertas de aceite, se conservan muy bien en el frigo durante días.