Risotto de zizas de primavera

Desde que mi pequeño nació, han llegado a mis manos todo tipo de productos increíbles de temporada, como boletus, guisantes, zizas de primavera, anchoas, etc… la pena es, no tener el tiempo suficiente para dedicar a estos manjares, todo mi tiempo se lo lleva otro ahora mismo, y no me quejo, es más, estoy deseando de estar con él todo el rato. Hace ya una semana, vino mi madre con zizas que le habían regalado, todo un regalazo teniendo en cuenta que están a casi 50 euros el kilo, y me hizo la simple pregunta de si las quería, fue imposible negarme, solo le cogí unas pocas como para hacer un risotto, que fue lo que se me ocurrió en aquel momento.

Ya se que es un producto de lujo y que este plato vendría a costar una pasta, pero siempre se puede sustituir esta seta por cualquier otro hongo, champiñón etc… aunque el sabor de esta sea irreemplazable.

Poco a poco le estoy cogiendo el gustillo a los risottos y me parece otra manera fantástica de comer arroz. En mi único risotto publicado, hablaba sobre productos nacionales, si las recetas son meojores con los ingredientes de su país o se puede mejorar con los nuestros, pues yo, para esta receta, a excepción del arroz, los ingredientes que he usado son de mi pueblo o alrededores, empezando por el txakolí de Getaria, un queso de idiazabal que se hace en un caserio de Askisu, zizas recolectadas en nuestras montañas, caldo hecho con las verduras más frescas de las caseras, vamos todo un lujazo de plato que podía llevar eusko label si nó fuera por el nombre italiano.

Ingredientes para 2 personas:

  • 200 gr de arroz carnaroli
  • un puñado de zizas
  • un vaso de txakoli
  • caldo de verduras
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo picado
  • 100 gr de queso de idiazabal
  • una nuez de mantequilla
  • un chorrito de aceite de oliva
  • sal
  • perejil picado

 

Elaboración:

  1. Picamos finito la cebolla y rehogamos junto con el ajo hasta que la cebolla sea transparente, entonces agregamos las setas y dejamos que se hagan un poco.
  2. Echamos el arroz, removemos este un poco y acto seguido incorporamos el vaso de txakoli, esperamos a que este evapore todo su alcohol. Ahora vamos añadiendo el caldo caliente a cucharones y removemos con una cuchara de palo. A medida que el caldo va evaporandose, le vamos añadiendo más, así hasta que el grano de arroz este hecho. Nunca dejar de remover el arroz.
  3. Corregimos de sal si hiciera falta y agregamos el queso rallado, removemos hasta que este se derrita, espolvoreamos un poquito de perejil y listo.
Anuncios